Acertar con el cepillo de dientes, puede ser una tarea complicada. Pero la elección del cepillo y su cuidado son fundamentales para mantener una correcta higiene bucal.

En el mercado existe una gran variedad de marcas, cepillo de dientes suave, medio o duro, rectos, flexibles, curvados…incluso a veces, nos surge la tentación de elegirlo por color, para no complicarnos la vida.

El cepillo dental es pieza clave en nuestra higiene bucodental, por lo que su elección debería ser con especial cuidado. Desde Clínica Dental Salvador García recomendamos a nuestros pacientes en su elección, dependiendo de cada boca y de los cuidados específicos que requieran.

Si tienes curiosidad, en este artículo te vamos a explicar cómo escoger el cepillo de dientes más adecuado, como conservarlo y algunas curiosidades.

¿Cuál es el mejor cepillo de dientes manual?

Acertar con la elección del cepillo de dientes va a depender del tamaño de nuestra boca, la posición de nuestras piezas dentales, las condiciones de salud bucodental, nuestras encías o de si nos hemos sometido a un implante recientemente.

  • Dureza del cepillo. Los dentistas recomendamos un cepillo de dientes suave o medio para poder eliminar la placa y los restos de comida sin dañar el esmalte, y sobre todo las encías. Porque si por el contrario padeces de alguna dolencia en las encías, gingivitis, periodontitis o sensibilidad dental, lo más recomendable es que uses un cepillo de dientes blando o incluso extra suave.
  • Tamaño del cepillo. Lo ideal es escoger un cepillo que se adapte al tamaño de tu boca, para poder limpiar bien todos los rincones. Para ello lo mejor es usar un cepillo de cabezal pequeño.
  • Mango. El mango también debe tener unas características especiales, por ejemplo, los mangos antideslizantes nos permiten tener un mayor control de los movimientos del cepillo, sin embargo, los mangos flexibles son más cómodos de manejar y con ellos se pueden llegar con mayor facilidad a todos los lugares de la boca.
  • Filamentos del cepillo. Los más recomendables son los de nylon. Las puntas deben ser redondas, para no dañar el esmalte dental y las encías, y de filamentos suaves. Los cepillos con filamentos inclinados, llegan mejor a las diferentes cavidades de la boca y dientes.

Si me sangran las encías, ¿qué cepillo debo utilizar?

En ocasiones, los pacientes asocian el sangrado de las encías con un daño ocasionado por el cepillado, y entonces lo más lógico sería utilizar un cepillo de dientes de cerdas blandas, pero debes saber que, si tienes sangrado de encía durante el cepillado, generalmente, es por qué están inflamadas debido a la acumulación de placa, sarro o ambas cosas. Lo mejor es tratarlo, mejorando la higiene con un cepillo de dientes suave o medio y aplicar clorhexidina, pero sobre todo lo más importante es acudir al especialista, ya que, si tenemos sarro acumulado, no podrás eliminarlo con el cepillo convencional.

Cuidado y conservación del cepillo dental

Cuando los filamentos del cepillo estén desgastados o torcidos, lo mejor es cambiarlo. Ya que lo más recomendable es renovarlo cada tres meses.

  • Después de cada uso, limpia bien el cepillo, y lo recomendable es dejar secar al aire libre en posición vertical.
  • No se debe guardar el cepillo en funda, ya que la humedad favorece la aparición de bacterias.
  • Evitar el contacto con otros cepillos.

Además de saber elegir el cepillo de dientes más adecuado a nuestra boca, no olvides mantener una correcta higiene bucal y programar tus visitas periódicas al dentista para lucir una sonrisa perfecta. Ahora que ya conoces los cuidados para conservar tu cepillo dental y cuál elegir, solo queda ¡solicitar tu cita!

Cepillos de dientes… ¿Cuál elegir?
Vota
Cepillos de dientes… ¿Cuál elegir?
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *