Cuidar de tu cuerpo durante el embarazo es importante. Este cuidado incluye dientes y encías. Mantener una boca sana y una correcta salud dental durante el embarazo son fundamentales. La importancia de la salud bucal en el embarazo es necesaria para tener una gestación saludable.

Cepillarse los dientes y usar hilo dental con regularidad, mantendrán tus dientes y encías sanos. Así que… ¿estás embarazada?, si es así, es hora de programar tu revisión con el dentista.

Si te has preguntado ¿Por qué es importante la salud bucal en el embarazo?, sigue leyendo que este artículo te puede interesar.

¿Cómo afecta la salud bucal en el embarazo?

En Salvador García incidimos en la importancia de mantener una correcta salud dental en el embarazo, pero además debes acompañarla de una dieta equilibrada.

Al contrario de lo que puedas llegar a pensar, no es cierto que el embarazo pueda provocar caries. Si estás desarrollando más piezas cariadas puede ser por:

  • Descuido en la higiene bucal. Haciendo que se acumule placa bacteriana, que puede afectar al esmalte de los dientes.
  • Cambio en los hábitos alimenticios y horarios. Debes evitar comer alimentos ricos en azúcar (chucherías, zumos envasados, refrescos …)
  • Reflujo del ácido del estómago. Provocando erosión del esmalte del diente, haciéndolo más susceptible a la caries.

Dolor en las encías… ¿a qué es debido?

Los cambios hormonales que se sufren durante la gestación, hacen que pueda aparecer gingivitis en el embarazo.

La gingivitis es una inflamación de las encías, que provoca dolor en la boca y sangrado de encías en el embarazo. Ya que normalmente suele aparecer durante el segundo mes de embarazo y se extiende hasta el octavo, generalmente, mejora tras el parto. Si antes del embarazo ya padecías de gingivitis, es posible que durante el mismo se agrave.

En alguna ocasión, también puede aparecer un “granuloma del embarazo”, ya que esta lesión se localiza en la encía y hace que esta sangre con facilidad, normalmente disminuye tras el parto.

Los cambios hormonales son imposibles de controlar durante el embarazo, pero sí que puedes evitar los factores que pueden provocar la inflamación de encías en el embarazo.

¿Tiene algún riesgo el tratamiento dental o las radiografías durante el embarazo?

Estás embarazada y te preocupa si el recibir tratamiento dental puede afectar a tu bebé, pues… ¡despreocúpate!. Programa tus visitas a la Clínica Dental y sigue con tus rutinas de salud bucal.  Ya que durante el primer trimestre se suelen realizar solo tratamientos de urgencia, es en el segundo trimestre, cuando se pueden realizar cualquier tratamiento dental, que no conlleve ningún tipo de problemas para el bebé, tras aplicar anestesia local para asegurar la analgesia durante el mismo.

En el caso de tener que realizar algún tipo de examen radiográfico como instrumento de diagnóstico y de seguimiento de algún tratamiento, ¡no te preocupes!, los rayos no van dirigidos hacía el abdomen y la cantidad de radiación es ínfima por lo que pueden realizarse con toda la tranquilidad de que tu bebé va a estar bien.

En el último trimestre, y dado el volumen que ya habrás adquirido, los tratamientos pueden resultar molestos al permanecer mucho tiempo sentada en el sillón de la Clínica Dental, pero debes saber que no existe otro inconveniente en hacerlos.

Consejos salud dental embarazadas

Mantener una boca sana, antes, durante y después del embarazo, puede ser una tarea sencilla si sigues estas recomendaciones de salud bucal de la embarazada, evitarástener un embarazo con encías inflamadas y dolor.

  • Una dieta equilibrada, acompañada de una buena higiene bucodental, son las mejores aliadas para mantener una boca libre de encías inflamadas en el embarazo. Presta atención al cepillado después de cada comida y hazlo con un cepillo de cerdas no muy duras.
  • Informa a tu odontólogo de tu gestación y sigue con tu programación habitual de visitas periódicas y revisiones.
  • En caso de necesitar algún fármaco ya sea antibiótico o analgésico, el odontólogo te indicará uno que no afecte a tu bebé.
  • Evita el consumo de tabaco y alcohol, ya que, no solo puede dañar al bebé, sino que además puede perjudicar tus encías.

Por lo tanto, el embarazo es un período maravilloso con cambios físicos y hormonales. Si estás embarazada, no solo debes seguir tus controles médicos para el seguimiento de tu bebé, sino que también debes programar tus visitas periódicas al dentista, con el fin de mantener una correcta higiene bucal. ¿Necesitas cita?

La salud bucal en el embarazo: Inflamación y sangrado de encías
Vota
La salud bucal en el embarazo: Inflamación y sangrado de encías
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *