Cuándo la encía se retrae y deja al descubierto partes del diente que anteriormente se encontraban ocultas bajo la misma, se denomina recesión gingival. Suele iniciarse con una inflamación de las encías. Esta recesión puede provocar hipersensibilidad dental, caries, dolor por retracción de encías al cepillado y problemas estéticos, ya que las piezas dentales se ven más largas.  Pero… ¿la recesión gingival tiene cura?

Recesión Gingival. Conoce las consecuencias para tus dientes

Causas de las retracciones gingivales

La causa principal de la recesión gingival suele ser un cepillado dental inadecuado, que origina daño en la encía.

Otros factores que pueden provocar retracción de encías pueden ser:

  • Problemas oclusales.
  • Sobrecarga mecánica.
  • Bruxismo.
  • Mal posición dental.
  • Frenillos labiales altos.
  • Edad.
Causas de las retracciones gingivales

En algunas ocasiones la utilización de piercings en los labios que rozan en la encía, puede llegar a provocar retracción de la misma.

Pero además, hay que ser consciente que las enfermedades periodontales, periodontitis y gingivitis, generan pérdida de soporte óseo provocando retracción gingival.

Factores que predisponen a padecer retracción gingival

El grosor de la encía y un diente triangular y largo, son factores que con el paso del tiempo pueden contribuir a que el paciente desarrolle retracción en encías.

¿Cómo corregir la recesión gingival?

La detección precoz es fundamental a la hora de evitar que un paciente pueda llegar a sufrir de retracción gingival, en estos casos tendremos que enseñarles una técnica de higiene oral adecuada, donde lo fundamental es realizar un cepillado suave. En caso de que la recesión se deba por problemas oclusales, lo ideal es hacer un diagnóstico preciso para llevar a cabo el tratamiento dental adecuado.

Una vez que la retracción ya está presente, para el tratamiento de recesión gingival habrá que realizar una cirugía plástica periodontal, que debe ser llevada a cabo por un periodoncista especializado. Consiste en recubrir la raíz dental que se encuentra expuesta a través de un injerto de tejido del paladar. Con esta técnica se cubren las recesiones y al mismo tiempo conseguimos dar grosor a las encías lo que proporcionaría una mayor estabilidad a lo largo del tiempo.

Para evitar la recesión de las encías, es fundamental mantener una correcta higiene bucal y realizar revisiones una vez al año, para asegurar que el tejido se encuentre fortalecido y sano.

En Clínica Dental Salvador García, recordamos la importancia de hacer tus revisiones programadas a la consulta dental, con el fin de detectar a tiempo cualquier tipo de dolencia en tu salud bucodental.  

¡Solicita tu cita!

Recesión gingival. Conoce las consecuencias para tus dientes
Vota
Recesión gingival. Conoce las consecuencias para tus dientes
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *